Creencias..

¿No os pasa a veces que estáis conversando con alguien, y NO existe manera alguna de que entiendas qué es lo que quiere decirte?

En otras ocasiones es al contrario, y no entienden nuestro punto de vista, y hasta, en contadas ocasiones, no conseguimos dilucidar muy bien, por qué pensamos de esta u otra manera nosotros mismos…

Existen diferentes “formas de pensar” que impiden que seamos asertivos, y por tanto que desarrollemos unas habilidades sociales mas eficientes con la consiguiente mejora de nuestra autoestima, nuestra valoración personal.

Dichas formas de pensar pueden ser agrupadas en creencias irracionales, distorsiones cognitivas, errores de atribución, y otras creencias “problemáticas”.

Este post en concreto está relacionado con las creencias irracionales básicas  que están divididas en exigencias, el catastrofismo, y la racionalización.

En cuanto a las exigencias, son creencias que todas y todos mantenemos en forma mas o menos rígida e inflexible, acerca de como hemos de ser, nosotros mismos, las personas que nos rodean y la vida en general.

Frases del tipo: “Debería hacer las cosas mejor, o Tengo que conseguir caerle bien a la mayor parte de mis compañeros tienen tras ellas una creencia claramente irracional.

¿Cual es el problema con ellas? pues lo que las hace problemáticas es su rigidez, y su carácter coercitivo, que harán que cuando no se cumplan reaccionemos sintiendo ansiedad, inhibición, ira, culpabilidad, al pensar que es terrible que no se comporten con nosotros como “deberían”..

¿Como las podemos localizarlas para así hacerlas conscientes, y poder entendernos mejor?

Pues aquí tenéis algunos ejemplos de las exigencias mas comunes :

“Debo ser aceptad@ por todas las personas a las que yo aprecio”

“Nunca debemos cometer errores”

“Los demás deben actuar de manera justa, agradable conmigo”

“La vida debería ser fácil para mi, y conseguir lo que quiero sin mucho esfuerzo”

“Hay que intentar cambiar a los demás siempre que no piensen como nosotros”

Ellis las llamaba también “necesidades perturbadoras” destacando así su poder de alterarnos en nuestro día a día.

En la alternativa a este tipo de creencias, la clave esta en la flexibilidad en nuestras normas y valores. Para ello, cada vez que introduzcamos una palabra del tipo “Debería” “tengo que” hemos de cuestionarnos esa norma, o creencia que estamos emitiendo porque siempre existen excepciones, y momentos o circunstancias en las que lo mas saludable, es CAMBIAR la norma, flexibilizar.

El catastrofismo es la tendencia a esperar catástrofes, sin tener motivos razonables para ello.

Por ejemplo, todas y todos tendremos esa persona cerca a la que siempre “se le cae el mundo encima” cuando recibe una critica constructiva, creyendo que quien la realiza le odia, o que le rechaza en todos sus aspectos..

Esta actitud “catastrofista” tiene que ver también con esperar en todo momento que va a ocurrir lo peor, o con exagerar las consecuencias “meganegativas” que tendrá lo que va a ocurrir. Suelen comenzar por el  “y si….”

Y para terminar, con las creencias irracionales básicas nos encontraríamos con la racionalización.

Es la tendencia a minimizar o negar nuestra realidad, nuestros problemas y/o circunstancias que forman nuestra vida.

Un ejemplo seria una persona que siempre, ante cualquier cuestión importante, te dice ” Me da igual” o “paso de eso..” siendo en realidad un hecho enormemente importante para esa persona.

Esta racionalización puede tener “detrás” un intento de evitar la ansiedad que le produce a la persona afrontar su realidad, sus problemas y tomar una posición mas proactiva en ellos. No es fácil dejar de tener esta actitud y adoptar otra contraria en la que tu mismo eres quien asume todas las decisiones y diseña su plan de vida.

Espero con este ápice de teoría facilitar sobre todo que nos miremos mas a nosotros mismos, nos oigamos, y pensemos que cuando estamos usando un determinado lenguaje acerca de alguna cuestión  relacionada con nuestros valores, hemos de reflexionar. Por qué lo expreso así, que tengo detrás, y siempre desde mi humilde opinión, tener la capacidad de criticarnos a nosotros mismos, y ser flexibles con nosotros, y nuestro entorno.

Anuncios

¿Qué es la PNL?

La PNL (Programación Neurolingüística) constituye un modelo, formal y dinámico de cómo funciona la mente y la percepción humana, cómo procesa la información y la experiencia y las diversas implicaciones que esto tiene para el éxito personal. Con base en este conocimiento es posible identificar las estrategias internas que utilizan las personas de éxito, aprenderlas y enseñarlas a otros (modelar); para facilitar un cambio evolutivo y positivo.

 La Programación Neurolingüística, por analogía con el ordenador, utiliza los patrones universales de comunicación y percepción que tenemos para reconocer e intervenir en procesos diversos (aprendizaje, terapia, afrontamiento del estrés, negociación, gestión de conflictos, superación de fobias, etc…). El campo de trabajo es tan amplio como lo es el de las relaciones interpersonales.

Tuvo su origen en las investigaciones de Richard Bandler y John Grinder, considerados padres de la PNL, que trataban de averiguar por qué determinados tratamientos de tres terapeutas en Estados Unidos ( Satir, Erickson y Perls) conseguían mayor éxito que el resto de sus colegas.

La PNL es el estudio de lo que percibimos a través de nuestros sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto), cómo organizamos el mundo tal como lo percibimos y cómo revisamos y filtramos el mundo exterior mediante nuestros sentidos.

 PNL es una actitud.. caracterizada por un sentido de curiosidad y de aventura y por el deseo de aprender de la excelencia humana y llevarla a la practica con todas las personas y en todos los lugares, y siendo capaz de ver la vida como una única y exclusiva oportunidad de aprendizaje permanente.

 PNL es una metodología..basada en nuestras presuposiciones operativas que afirma que toda conducta tiene una estructura y que esta estructura puede ser modelada, aprendida, modificada y cambiada.

Imagen